martes, 17 de julio de 2012

¿Y si los moáis de la isla de Pascua "caminaban"?

¿Y si los moáis de la isla de Pascua "caminaban"?: En los últimos meses mucha gente se ha mostrado sorprendida al conocer que las famosas estatuas de la isla de Pascua tenían un cuerpo además de la cabeza. Si te cuentas entre ellos, agárrate a la silla porque en el siguiente vídeo verás una de estas estatuas "caminar":


















Scientists Make Easter Island Statue Walk (Youtube, 0:43 min)



Lo que veis en las imágenes no es una estatua original sino una réplica de cinco toneladas. Está amarrada con tres sogas y es movida por la fuerza de 18 personas que realizaron esta simulación para National Geographic. Durante muchos años, los científicos han elaborado distintas teorías para explicar cómo se apañaron los nativos de esta isla del Pacífico para mover estas inmensas moles de roca desde el lugar de procedencia, un volcán extinguido en el suroeste, hasta los distintos lugares de la costa, separados por muchos kilómetros.







El antropólogo Jared Diamond y otros consideran qe los nativos arrastraron las estatuas mediante un sistema de raíles de madera, lo que habría requerido un gran esfuerzo y gran cantidad de árboles. El año pasado, sin embargo, los antropólogos estadounidenses Carl Lipo y Terry Hunt demostraron con una simulación que las estatuas podían ser movidas como si caminaran por un grupo de apenas 18 personas tirando de cuerdas de forma coordinada. Según su teoría, los nativos trasladaron así las piedras a lo largo de la isla, una explicación que concuerda con la mitología Rapa Nui, que aseguraba que los moái cruzaban la isla caminando y animados por "mana", la fuerza espiritual de sus ancestros.



Tenéis todos los detalles en este maravilloso reportaje: If They Could Only Talk (National Geographic). | Lo vi en Neatorama e Io9, aunque Biotay ya lo había posteado.



* Si me  lo llego a reservar esta historia para el 28 de diciembre, habríais creído que era un Stonehenge 2 ;-)





No hay comentarios:

Publicar un comentario