viernes, 16 de noviembre de 2012

Autorretrato con espejo sobre placa de colodión húmedo

Autorretrato con espejo sobre placa de colodión húmedo:
Incluso a algo tan trillado hoy como los autorretratos frente a un espejo se les puede dar un enfoque distinto. Esto debió pensar el fotógrafo Sam Cristopher Cornwell, que decidió hacerse uno con una cámara de placas cargada con una placa de colodión húmedo de 12 x 15 pulgadas.

El colodión húmedo es un procedimiento fotográfico que data de 1851. Consiste en verter el colodíon -un líquido fotosensible- sobre una placa de cristál. El resultado es una fotografía en positivo. La principal complicación consiste en que la placa debe permanecer húmeda durante todo el proceso, así que es necesario improvisar un laboratorio fotográfico en el lugar de la toma.
Un amigo prestó su cámara de placas a Sam Cornwell para un proyecto, y este decidió que no había mejor forma de probarla que este improvisado autorretrato en su salón y con su hijo.

La baja sensibilidad del colodión obligó a un tiempo de exposición de dos minutos,responsable de que el hijo de Cornwell aparezca en la foto como una mancha borrosa.
Envió la foto a PetaPixel, donde la han publicado y animan a sus lectores a seguir los pasos de Sam Cornwell, probar otros procesos fotográficos en sus autorretratos y enviárselos. Si la convocatoria tiene éxito serán también publicados.
Fotografías como esta o como los ferrotipos que nos mostró Andres Rey demuestran que la única fotografía que esta muerta es la que no se hace. Sam Cornwell calcula el coste de la fotografía en unas 10-15 £, obviamente sin contar la cámara. Sin duda el valor de la fotografía es mucho mayor.
Si algún lector se anima a experimentar con esta o alguna otra técnica que no dude en hacérnoslo saber.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada