miércoles, 28 de diciembre de 2011

La Real Academia digitaliza su archivo y lo ofrece a la investigación

La Real Academia digitaliza su archivo y lo ofrece a la investigación: El patrimonio bibliográfico y documental de Córdoba sigue, poco a poco, pasando de lo frágil a lo permanente, del siempre delicado papel al casi inexpugnable archivo informático que asegura su preservación y difusión. La Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba acaba de culminar una de las primeras fases de la digitalización de sus fondos, que se encuentran entre los más antiguos y valiosos de cuantos se custodian en la ciudad.
Aunque será un proceso que se prolongue en el tiempo, la institución de la calle Ambrosio de Morales acaba de colgar en su página web (www.racordoba.es) el primer fruto de este trabajo y ya se pueden consultar todas las actas de sus reuniones digitalizadas. Así lo confirmó el director, Joaquín Criado, que explicó que están disponibles todas las que están en poder de la Academia desde su creación en 1810. «Es decir, dos siglos para seguir la historia», confirmó Criado, que explicó que sólo faltan algunos periodos de los que no se conservan actas, seguramente porque no se realizaron.
El resto está a disposición de los investigadores en la página web sin necesidad de registro previo y dividido en varios abanicos cronológicos, página por página. Se abre así la posibilidad de acceder a una parte fundamental de la historia de la cultura en Córdoba, especialmente de la época anterior a la década de 1970. En ese momento se crea la Universidad y la investigación y la cultura tienen allí uno de sus flujos principales: hasta entonces era en la Real Academia donde se daban a conocer los trabajos, donde muchas veces se publicaban los libros y donde se daban a conocer avances de investigación.
Para divulgar estos conocimientos entre sus académicos y la sociedad cordobesa, la institución de la calle Ambrosio de Morales contaba con su boletín, donde se publicaban textos de sus miembros y aportaciones de personas que no pertenecían a ella. Los fondos de estos boletines también se han digitalizado y se pondrán a disposición de los investigadores. «Son más de 50.000 páginas sobre Córdoba», relató Joaquín Criado.
El primer número se publicó en 1922 en la actualidad tiene una periodicidad semestral. Su funcionamiento no es distinto al de cualquier revista cultural, con actualidad de la institución que la saca a la luz, artículos y reseñas de obras. Algunos de ellos, además se dedicaron a temas concretos de forma especial, como el Gran Capitán, el escritor Juan Valera o la labor de colonización de nuevas poblaciones impulsada por Carlos III. A partir de ahora todos se podrán consultar en formato digital.
La labor de digitalización también ha llevado a la actuación en una parte de las obras más valiosas de cuantas pertenecen a la biblioteca de la Real Academia.

Libros antiguos
Entre las obras que se han pasado a este formato una obra de referencia en la ciudad: «Versos de Góngora (1627-1927)». Es un libro que editó en su momento la institución con una selección de la obra del autor cordobés y que se contó entre los que más sirvieron para dar a conocer los textos del autor de la «Fábula de Polifemo y Galatea». «El Ayuntamiento intentó hacer un facsímil hace unos años, pero el proyecto no prosperó», recordó Criado. También destaca el libro «Córdoba durante la Guerra de la Independencia», publicado en 1930 por Miguel Ángel Orti Belmonte.
Aunque la Real Academia posee un fondo bibliográfico muy amplio, en esta etapa los directivos han preferido centrarse en el trabajo con los volúmenes más valiosos. Es el caso, por ejemplo, de unos manuscritos en árabe traídos desde Marruecos en el siglo XIX y de varios libros que datan del siglo XV y XVI.
El director de la Real Academia recordó que con esta medida no sólo se facilita el acceso y la consulta de los fondos, sino que también se preservan los originales, algo nada desdeñable cuando se trata de ejemplares antiguos que se deben mantener cuidados y sin tocarse demasiado.
La institución de la calle Ambrosio de Morales ha afrontado además estos trabajos casi en solitario, toda vez que las ayudas públicas siguen siendo mínimas. La digitalización de las actas y documentos, siempre a cargo de una empresa especializada, ha repercutido en sus propios recursos económicos, con excepción de la de los boletines. En este apartado han encontrado la ayuda del Ministerio de Cultura, algo que, como recordó el director, contrasta con la negativa de colaboración económica de la Junta de Andalucía.
Todos estos proyectos de conservación de los fondos culturales se realizan a la vez que se siguen buscando salidas para continuar con la obra de ampliación, que provoca que desde hace varios años la Real Academia tenga que realizar sus sesiones en instalaciones cedidas por instituciones públicas y privadas como la Universidad, el Real Círculo de la Amistad o la Fundación Prasa.

Más información: http://www.abc.es/20111223/cordoba/abcp-real-academia-digitaliza-archivo-20111223.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada